Alquimia de Poder

Por Ruby Soriano

El sector turístico de Puebla es un gran movilizador de la economía local y de toda la derrama que propiamente genera en la llamada industria sin chimeneas.

En este sector, plagado de grillas y envidias al estilo de burdas cortesanas de raíz, se refugia Martha Ornelas Guerrero, «La consentida del Profesor», bueno aunque ella decía que también lo era de Gabriel Biestro.

Al turismo poblano, el gobernador Miguel Barbosa decide seguirlo castigando con el raquítico trabajo de una mujer cuyo mérito lo atribuye sólo a una militancia partidista, pero le gana su falta de conocimiento en el sector.

La ex empleada del morenovallista Roberto Moya gusta bloquear el trabajo de los empresarios turísticos de Puebla, contra quienes intriga y ataca, para evitar que su mediocridad como funcionaria quede al descubierto. 

Ornelas es vista en el ramo turístico local como la «Olguita Sánchez Cordero», digamos que ya con ello se puede etiquetar su nivel de rendimiento al frente del turismo poblano.

En el gabinete estatal, dos mujeres le hacen sombra y se la harán, pues si bien ambas guardan las formas institucionales con los turisteros poblanos, son reconocidas por su nivel de interlocución con ellos. 

La primera es sin duda Olivia Salomón quien si algo tiene son tablas y preparación para la negociación y diálogo con los sectores productivos.

La segunda es la Secretaria de Gobernación Ana Lucía Hill cuyo empoderamiento le abre puertas para establecer puentes de comunicación con el sector turismo, quien la ve como una mujer que sabe manejar el diálogo.

La Secretaria de Turismo es una representación raquítica de los tiempos de la 4T donde busca sólo reflector.  

El reciente galardón otorgado por la Organización Mundial de Turismo, al Pueblo Mágico de Cuetzalan como “Best Touris Village”, se ve empañado luego del anuncio hecho por varias operadoras turísticas del estado, quienes dejarán de viajar a ese municipio, tras el asalto perpetrado el pasado 22 de noviembre a un autobús de turistas.

¿Dónde está el trabajo de la Secretaría de Turismo para atender estos temas? No hay un poder de interlocución porque esta mujer ocupa su tiempo en intrigar y defender su hueso como funcionaria con uñas y dientes.

El gobernador Miguel Barbosa sabe bien que un boquete en su gobierno es el turismo.

Y es así, no porque se atribuya a la apatía de los empresarios del sector, sino por la mediocridad de su representante quien se cuelga medallas a costa del trabajo de autoridades municipales y de turisteros que están en lo suyo y no en la obsesión de intrigar para seguir viviendo del presupuesto.

Ahora que las violencias en nuestra sociedad se visibilizan con mayor responsabilidad, sería importante poner atención en las mujeres que desde sus entornos violentan trabajo, relaciones laborales, institucionales y todo lo que se les ponga enfrente.

También en la Secretaría de Turismo está por estallar un polvorín donde hay trabajadores que tienen mucho por denunciar y contar sobre la hoy funcionaria que de lengua se sigue comiendo varios tacos.

Puebla y su legado turístico merece el trabajo de expertos y no de la improvisación burocrática sexenal que abre boquetes, rompe diálogos y afecta la imagen de la entidad.

Y como diría la máxima mordaz de la política: «Seguirán saliendo más cadáveres del closet de Marthita».

@rubysoriano     @alquimiapoder

www.alquimistasdelpoder.com

losalquimistasdelpoder@gmail.com